Joven mujer vive día de terror en su hogar; su esposo intento asesinarla en Monclova

Por Redacción

MONCLOVA., COAH., 28 de enero de 2020.- Un bote de gasolina y otro de ácido, un martillo, un encendedor y una navaja, formaron parte de una escena de angustia y horror que vivió una joven mujer cuando su pareja presuntamente intentó utilizarlos en su contra, quien logró herirla al intentar huir del hogar pidiendo ayuda.

Pide a esposa elegir su muerte

El intento de feminicidio fue planteado la mañana de ayer en audiencia pública ante el Juez de Control por el Ministerio Público adscrito al Centro de Justicia y Empoderamiento para las Mujeres.

Tras el desahogo de diversos datos de prueba y la declaración del propio imputado, la autoridad judicial dictó auto de vinculación a proceso a David Israel “N”., por el delito de feminicidio en grado de tentativa en agravio de Magdaly “N”, empleada del Poder Judicial.

El presunto responsable fue trasladado al Centro Penitenciario de Saltillo como parte de la medida cautelar impuesta de prisión preventiva oficiosa, la cual permanecerá mientras se desarrolla el procedimiento de esta causa penal 11/2020 instruida en su contra.

El Juez de Control determinó que se justificó la existencia de un hecho que ley establece como delito en grado de tentativa con la presunta participación del imputado como autor material, otorgando un plazo de tres meses para reunir pruebas que en su momento podrán utilizar las partes para la acusación o defensa.

De acuerdo a los hechos narrados ayer por la autoridad investigadora, fue el pasado 5 de enero alrededor de las 8:10 horas cuando David Israel “N”, estaba en su domicilio en la colonia San José en donde tenía un bote de gasolina y otro de ácido, un martillo, un encendedor y una navaja sobre la mesa de la sala.

Media hora después llegó Magadaly “N”, pero antes habían tenido una discusión previa en donde la víctima le había cuestionado sobre un presunto coqueteo con una familiar.

Al llegar la víctima a la casa, el imputado la tomó del brazo y le dijo qué quería, señalándole que escogiera entre los objetos que tenía sobre la mesa, por lo que ella entendió que le estaba dando entender que la iba a matar pues antes ya le había dicho que le iba aventar ácido.

‘Te va a cargar la ching..’

Según se señaló, el imputado le habría dicho a la víctima “te va a cargar la ching… por creerle a tu prima y desconfiar de mí”. Momentos después éste abre el bote de ácido y ella lo abraza diciendo que había que arreglar las cosas, pero le contesta igual.

Como pudo la mujer se levantó despacio del sillón cuando él se volteó a contestar el teléfono sin soltar el martillo, sale corriendo pero al ir cruzando la barda siente cómo alcanza a golpearla en la cabeza con el martillo, sin embargo, logra llegar hasta la casa de un vecino y pedir ayuda relatando lo sucedido.

Con Información de Zocato.