En camino a Cuencamé deja un menor de 15 años sin vida

Por Redaccion.

TORREÓN, COAH., 8 de mayo de 2018.- El exceso de velocidad y la falta de experiencia al volante le arrebataron la vida a Noé Santiago, un menor de 15 años de edad quien la mañana del pasado lunes sufrió un accidente al tomar la carretera que lo llevaría hasta su casa.

A un costado de una cruz de madera, quedó volcado el vehículo que conducía.

El menor circulaba por la carretera Gómez Palacio – Durango, en el tramo que dirige de Guadalupe Victoria a Ramón Corona, en Cuencamé, a bordo de una camioneta de la marca Ford, línea Lobo, gris con azul, y placas del estado de Texas, la cual se salió del camino y volcó de forma aparatosa.

Fue alrededor de las siete de la mañana que en el Sistema Estatal de Emergencias 911 se recibieron diversas llamadas en las que se pedía auxilio, ya que una camioneta se encontraba volcada a un costado del camino, y dentro de la misma estaba el conductor atrapado.

Personal de rescate, así como agentes de la Policía Estatal destacamentados en Guadalupe Victoria, llegaron al lugar del accidente donde encontraron la camioneta destrozada a un costado de una cruz, y al menor ya muerto dentro de la cabina.

Según las primeras investigaciones, Noé Santiago se dirigía a toda velocidad hacia su casa ubicada en el poblado La Purísima de Cuancamé, cuando perdió el control de la unidad y terminó sin vida justo al lado de la cruz, donde anteriormente ya se había registrado la muerte de otra persona también a consecuencia de un accidente automovilístico.

El agente del Ministerio Público de la unidad de Tránsito Terrestre tomó conocimiento de la volcadura y muerte del chavo, quien presentó como causa de muerte un conjunto de traumatismos.

Su cadáver permanece en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) de Durango.

Con información de El siglo de Torreón.