Falla la seguridad en UAdeC

Por Redacción

Saltillo, Coahuila, 1 de marzo de 2018.- En la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC) reconocen que hay deficiencias en el sistema de seguridad, falta de criterio en la vigilancia y especial atención en algunos puntos de los principales territorios de la casa de estudios para evitar el consumo de drogas.

Uno de los lugares más críticos es Campo Redondo, donde los directivos realizan esfuerzos por mantener la vigilancia hasta con guardias en bicicleta y cerrando pasillos y plazas que eran “puntos de encuentro” para los estudiantes.

En la Ciudad Universitaria la situación no es mejor, ahí, directores como el de la Facultad de Arquitectura, Francisco Aguirre Hernández, han tenido que invertir en 20 cámaras –con planes de instalar seis más– para mantener la vigilancia de los alumnos porque reconoce “nos falta vigilancia general y guardias con más profesionalismo”.

La directora del Instituto de Enseñanza Abierta de Saltillo, Laura Elena Dávila Valdez, dijo que en Campo Redondo, donde se ubica el instituto, “ponemos especial atención en los corredores, áreas pegadas a las bardas del Campo, donde hay menos afluencia de los muchachos, así como zonas pegadas a los barandales que dan a la palapa de Mercadotecnia, que está solo”.

Fallas son evidentes

Mientras en universidades como la Nacional Autónoma de México (UNAM) se realizan esfuerzos para fortalecer la seguridad de sus campus después de una crisis de inseguridad, en escuelas como la UAdeC el sistema de vigilancia general no garantiza la tranquilidad dentro de sus territorios.

En un recorrido realizado por tres de los principales campus de la Universidad Autónoma de Coahuila: Central, Ciudad Universitaria y Campo Redondo, se corroboró que la seguridad en la máxima casa de estudios no cumple con su fin.

Sin filtros en las entradas ni control de las credenciales de los estudiantes, el mantenimiento de la seguridad para los directores se complica cada vez más y son más las inversiones que tienen que hacer.

En la Ciudad Universitaria, ubicada en la carretera a Arteaga, la puerta de ingreso se encuentra vigilada por un solo guardia que, como en los otros dos campus visitados, no solicitan ninguna identificación para entrar a la comunidad donde diario interactúan miles de estudiantes.

“Es necesario que exista un sistema de seguridad, hasta ahorita no ha pasado nada, pero el día que suceda nos vamos a echar la culpa todos; nos falta vigilancia general”, dijo el director de la Facultad de Arquitectura, Francisco Gerardo Aguirre Hernández, quien invirtió en 20 cámaras de vigilancia sólo para su escuela.

Con información de el zocalo.