heredan ordenes de aprehensión no ejecutadas