¿Nuevo choque entre la Iglesia y el Ayuntamiento de El Marqués? A un año del primer desencuentro

Por Jorge Coronel

EL MARQUÉS, QRO., 29 de octubre de 2017.- “(…) Busquemos la unidad para ser escuchados por nuestras autoridades. No ser ignorados y que nuestras peticiones sean resueltas para un bien común pues estamos cansados de tantas injusticias que vivimos actualmente”; así termina el fuerte comunicado que el Consejo Parroquial de San Pedro, La Cañada, lanzó el día de ayer respecto a la ola de violencia que se vive en esta cabecera municipal, un reclamo que tiene como punta de lanza el asalto que sufrió el lunes pasado el sacerdote de esta localidad, Sergio Martínez Duarte (ver: http://vozimparcial.com.mx/2017/10/28/asaltan-sacerdote-la-canada-exigen-dialogo-resultados-mario-calzada-mercado/32676/).

Este nuevo reclamo de la Iglesia católica de La Cañada tiene como antecedente directo otro encontronazo que se dio en los primeros seis meses de 2016, cuando feligreses reclamaron airadamente a este Ayuntamiento, encabezado por Mario Calzada Mercado, su intención de construir un teleférico en los cerros de esta demarcación. La gente salió a protestar porque, desde su parecer, sería el comienzo de una privatización de aquéllos y que pudiesen provocar afectaciones en representaciones católicas tales como la escenificación de las Tres Caídas.

Mientras tanto, el comunicado en cuestión ha sido firmado por cientos de personas. También se informó que este lunes 30 de octubre del año curso, el mismo será entregado en la oficina del alcalde Mario Calzada Mercado.

El año pasado, el 2016, a través de redes sociales y programas varios en Radio Universidad Autónoma de Querétaro, este reportero realizó la crónica del desencuentro entre el Ayuntamiento marquesino y la Junta de Festejos Patronales (JFP); debido a este reciente choque, hemos decidido rescatar algunos textos que recuerdan aquellos días de inconformidades:

SURGE EL COMITÉ DE DEFENSA DEL PATRIMONIO RELIGIOSO, TRADICIONAL Y CULTURAL DE LA CAÑADA

El anuncio de la construcción de un teleférico en La Cañada, cabecera municipal de El Marqués, encendió los focos rojos entre un sector de la población de ese lugar, concretamente en la Junta de festejos patronales; la comisión del Arco frontal; la comisión del Alba y los Tribunales de Jesús; entre todos, han conformado el comité de Defensa del patrimonio religioso, tradicional y cultural de La Cañada, debido a que, aseguran, la construcción de aquél “atenta contra las tradiciones religiosas y culturales”.

Fabián Coronel López, actual presidente de la Junta de festejos patronales, en entrevista, señaló: “Es preocupante porque no hemos tenido información concreta por parte del actual presidente municipal, sólo hay especulaciones. Si es cierto, como ha trascendido, que se ocuparán los cerros de San Pedro y del Bautisterio, tememos que éstos se privaticen, y es que en esos cerros llevamos a cabo actos religiosos y culturales desde hace muchos años.

“El Ayuntamiento ya enmalló parte del cerro San Pedro bajo la excusa de que para que ´no saliera un dueño´; al día de hoy, el municipio no nos ha abierto las puertas para darnos información. “Hay que aclarar que el comité no está en contra de proyectos que permitan un mejor nivel de vida para la gente de La Cañada, pero en el caso del teleférico tememos que los cerros se privaticen y ya no se puedan llevar a cabo nuestras tradiciones. “Hay cuestiones más urgentes en la cabecera y en las comunidades que un teleférico; por ejemplo, en La Cañada urge el saneamiento del río pues es un foco de infección tremendo.

“La presa del Diablo está en un estado lamentable. El agua que por ahí corre es de las llamadas ´aguas negras´”. “Como comité nuestra labor será dar a conocer el proyecto del teleférico y la manera en cómo nos veríamos afectados, vamos ir a todos los barrios de La Cañada para reuniones informativas ya que no tenemos una versión oficial transparente. Le pedimos a la actual administración que haga una consulta entre la gente de La Cañada para que se escuche nuestra opinión.

No sólo esta administración: son varias las administraciones que han hecho lo que han querido sin consensar, sin escuchar la voz del pueblo sobre sus necesidades. “Nosotros trabajamos para preservar la cultura y tradiciones, para alejar a la gente del entorno de violencia que se vive en el país. En La Cañada todavía se vive un ambiente familiar, y es lo que queremos que se quede y reserve”. Por su parte, el edil de este municipio, el priista Mario Calzada Mercado, dijo que él asumirá el “costo político” que genere la construcción del periférico.

30 AÑOS DESPUÉS, EL PUEBLO DE LA CAÑADA SALE A LAS CALLES

La marcha ciudadana convocada por el comité de Defensa del patrimonio religioso, tradicional y cultural de La Cañada para exigir la cancelación de un teleférico, significa también la reaparición del pueblo de La Cañada en una manifestación. Por supuesto que ha habido otras concentraciones pero con marcado tinte de partidos políticos u organizaciones como Antorcha Campesina. En entrevista, el ex cronista municipal de El Marqués, Gustavo Pérez Lara, recuerda: «En 1980, cientos de ciudadanos salen a la calle a manifestar su malestar contra el entonces presidente municipal, Rubén Galicia padre, y también contra quien fuera el comandante de la policía, Manuel Barrón.

«Entre 1985 y 1986, se da un movimiento ciudadano en defensa del agua de La Cañada que incluye la toma de pozos; tiempo después, varios de los actores de este movimiento formarán el Consejo Ciudadano Independiente (COCIN)». Así que es en 1986 cuando un movimiento ciudadano toma por última vez la calle del lugar donde nació Querétaro. Mañana miércoles, 30 años después, el pueblo de La Cañada nuevamente saldrá a una manifestación.

EL AYUNTAMIENTO DE EL MARQUÉS Y SU AVERSIÓN POR LA JUNTA DE FESTEJOS PATRONALES DE LA CAÑADA

El 29 de junio de 2016, en pleno festejo por San Pedro, Patrono de La Cañada, El Marqués, Querétaro, una tragedia estuvo a punto de ocurrir: un funcionario de la pomposa Seguridad Pública Municipal, acompañado de otros policías, fue a encarar a la Junta de Festejos Patronales (JFP) bajo el pretexto de que el baile popular debía ser cancelado porque “no había permisos” para dicho bailongo.

La JFP rápidamente actuó y mostró el documento, sellado por el Ayuntamiento, donde se constataba la autorización para el baile popular; ahí no paró todo: mientras el documento llegaba, el funcionario menor en todo momento tuvo palabras soeces para la JFP, lo menos que les dijo es que eran unos “borrachos escandalosos”. Una fuente de primer orden, que estuvo presente en dicho altercado, y que pidió el anonimato por temor a represalias, confirmó a quien esto escribe que órdenes “desde lo más arriba” indicaban que debían provocar a la JFP para que sus integrantes fueran aprehendidos y exhibidos. Varios vecinos al darse cuenta de la situación intercedieron por la JFP: la tensión se acentuó al grado de que se estuvo a punto de llegar a los golpes, mientras los elementos de la policía municipal ahí presentes mostraban, orgullosos, sus pistolas para amedrentar a la gente.

Afortunadamente la JFP no cayó en la provocación y el baile popular pudo realizarse. Empero, uno de los vecinos encaró a los policías y corrió hacia su casa; los policías, al mando del prepotente funcionario, lo siguieron, sacaron sus armas y retaron a aquél para que saliera (ya se sabe que la policía municipal de El Marqués pelea por el honor de ser una de las más salvajes de todo el estado de Querétaro). En este municipio, y sobre todo en su cabecera, La Cañada, un choque entre la religión y empresarios (que no políticos) se ha dado: la JFP fue quien exhibió el costoso, y para muchas personas, innecesario proyecto del teleférico.

El Ayuntamiento de El Marqués, encabezado por el empresario priísta, Mario Calzada Mercado, no perdona a la JFP tal afrenta y ahora prácticamente ha declarado la guerra a aquélla. ¿Cuál es el nombre de los policías que sacaron a relucir sus armas amenazando a un vecino de La Cañada? ¿Los darán de baja? Queremos saber…