Surge otra Claudia Mijangos, otra mujer mata a sus tres hijos en Morelia

Por Agencias

MORELIA, MICH.- 19 Diciembre de 2016.- Martha Teresita, la mujer que asesinó a sus tres hijas identificadas como  KJ de nueve años de edad, CF de seis y RN de tres, igual que el caso de Claudia Mijangos en Querétaro,  buscó el amparo de la justicia federal para que se le declare inimputable por motivos de salud.

 La audiencia preparatoria para el juicio oral estaba prevista para las 09:00 horas de este lunes pero el juez Jesús Alejandro Sosa Maya declaró que se debía suspender el procedimiento hasta que el juez federal resuelva el juicio de amparo ya que el fallo podría afectar tanto la materia de amparo como el proceso en sí.

La fiscalía aceptó la decisión del juez mientras que la defensa de Martha Teresita pidió que el sobreseimiento del juicio toda vez que se cuenta con las pruebas de la inimputabilidad de la acusa, lo cual fue rechazo ya que el juzgador consideró que el amparo es precisamente sobre si hay o no inimputabilidad porque no se ha podido determinar si tiene o no una afectación de carácter psiquiátrico.
De acuerdo con los peritajes conocidos durante la audiencia en que le vinculó a proceso, se determinó que la imputada tiene rasgos depresivos, sentimiento de inferioridad, tristeza, desesperanza y desinterés por la vida afectando su capacidad de tomar decisiones y resolución de conflicto, pero toma las que considera pertinentes.

Se dio a conocer también el testimonio de un médico que la estuvo tratando por bipolaridad durante cuatro años y en la última consulta, en septiembre de 2015, la encontró estable, lúcida, orientada, con lenguaje coherente, sin ningún indicio que revelara tendencia violenta o que pudiera causar daños a terceros. Martha Teresita fue vinculada a proceso por el delito de homicidio con ventaja y traición.

 Con ventaja por utilizar un martillo para golpear a las niñas en las cabeza causándoles inconsciencia y luego una bufanda para asfixiarlas. Traición por quebrantar la seguridad y confianza de sus hijas que sólo podían esperar de ella cuidados, cariño y seguridad.

Como medida cautelar se encuentra recluida en el Centro de Readaptación Social “David Franco Rodríguez” donde está bajo tratamiento médico.