Vida Después de la Vida

Por: Patricia González Miranda

QUERÉTARO, QRO., 4 de octubre de 2016.- ¿Hay vida después de la muerte? ¿Qué pasa con nuestro cuerpo espiritual al desprenderse del cuerpo humano? Miles de personas se han preguntado lo mismo durante años. Nunca se ha llegado a una conclusión.

Los invito a dejar el escepticismo e indagar un poco más a fondo en el tema.

Se dice que han existido personas que mueren, salen de su cuerpo y miran como los doctores intentan reanimarlo, es decir, llegan a tener conciencia aún después de pocos minutos de haber fallecido; otros explican que ven un túnel y muchos más piensan que solo es una ilusión del cerebro a causa de la muerte neuronal.

Algunas personas comentan haber tenido un sentimiento de paz al ver aquella luz dorada en el túnel, otros plantearon haber experimentado una sensación de ahogo o de ser arrastrados a la profundidad del agua, esto puede ser debido a los medicamentos o sedantes en el ser humano.

Personas que están a punto de morir, incluso afirman ver a sus seres queridos, justo poco tiempo antes del fenecimiento. ¿A qué se debe esto?, unos afirman que es falta de oxígeno en el cerebro, otros más dicen que vienen a acompañarte en tu viaje.

En fin, son solo algunas posibilidades que se pueden llegar a experimentarse.

El alma es energía, como dice el Maestro Antonio Lavoiser con su Ley de la Conservación de la Materia; “la materia no se crea ni se destruye, solo se transforma”.

Existe la hipótesis del “reciclaje de almas”, en donde un alma da cuenta de lo que hizo en su vida, dependiendo de sus actos, esta puede ascender al cielo o descender a la tierra, lo que plantea que todo ser humano tiene la oportunidad de volver a rectificar errores y convertirse en una mejor persona.

Una segunda teoría afirma que efectivamente pasamos a través de un largo túnel de luz, posteriormente miramos experiencias que tuvimos en nuestra vida y al finalizar, llegamos con el creador, quien decide si somos aptos para entrar al cielo o pagar nuestros errores en el purgatorio o peor aún, condenarnos a los infiernos según nuestros actos.

Cada persona tiene su propia creencia, estas son solo investigaciones que se han dado en torno al tema.

Sin duda, este tema sigue siendo un enigma para la humanidad.

COMPARTIR
Share
compartido