Tras críticas, presidente del PRI dona liquidación millonaria que recibió de la CFE

En total, repartió un millón 200 mil pesos entre dos fundaciones

Debido a la explosión registrada en Tultepec, Ochoa Reza y su familia decidieron apoyar a una fundación que ayuda a niños con quemaduras

Por Reforma

CIUDAD DE MÉXICO, 23 de diciembre de 2016.- El actual presidente del PRI, Enrique Ochoa Reza, dio a conocer que donó a dos fundaciones su finiquito de 1 millón 200 mil pesos, el cual recibió por el tiempo que estuvo al frente de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), de donde renunció apenas hace cinco meses.

Según los datos de los recibos de las transferencias bancarias, el líder nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), entregó un millón de pesos a la Fundación Michou y Mau, dedicada a la atención de niños de toda la República que han sufrido de quemaduras.

El resto de su finiquito, 200 mil pesos, fue donado a la Fundación UNAM, cuyo principal objetivo es apoyar de manera económica a alumnos de escasos recursos, buscando ayudarlos a terminar sus estudios universitarios y que no los abandonen por falta de recursos.

Durante una entrevista, Ochoa Reza dijo que la razón por la que decidió donar su finiquito fue la tragedia que ocurrió en Tultepec, donde explotó un mercado de fuegos pirotécnicos, dejando hasta el momento a 35 personas muertas y más de 70 heridas.

“Hace unos meses decidimos en familia donar el ingreso recibido por el finiquito de CFE. Donarlo ahora es propicio después de la desgracia en Tultepec. Hay que ser solidarios con la gente que vive una tragedia”, narró.

Al preguntarle que si con la donación buscaba “lavarse” las manos sobre la procedencia legal del finiquito, Reza dijo que éste “es legal y seguirá siéndolo”, ya que “la donación es un acto de voluntad que no busca ocultar nada indebido. Es un acto transparente y público”.

Dijo que escogió estas dos fundaciones porque coincide con sus objetivos. “Ante la desgracia vivida por la población en Tultepec, quiero expresar mi solidaridad apoyando una institución ejemplar que atiende a niños quemados”.

Aseguró que esta no es la primera vez que hace una donación, ya que cada año y en familia, apoyan a diferentes organizaciones, en su caso, ha donado sus ingresos académicos a la Fundación UNAM, ya que le guarda “un profundo agradecimiento a mi alma mater que me ha permitido estudiar, investigar y dar clases”.

El priista fue criticado debido a este millonario finiquito, pues él renunció y no fue despedido, y aún así recibió más de 1 millón de pesos de liquidación por ser durante poco más de dos años el titular de la CFE.

COMPARTIR
Share
compartido