Sistema de salud del país está en jaque

Por Agencias

CIUDAD DE MÉXICO, 20 de noviembre de 2016.- México vive un momento de crisis en varios sectores. Uno de los más trascendentales es el de la salud.

Cada vez la inversión que realizan diferentes institutos de seguridad social son muy fuertes, pero el número de casos crónicos siguen en aumento.

En el IMSS se invirtieron 81 mil millones de pesos al año para atender la diabetes, hipertensión, cáncer de mama, cervicouterino y el VIH.

En el ISSSTE se destinó 20% del gasto total del área médica en siete enfermedades crónicas como la diabetes, hipertensión, sobrepeso, obesidad y algunos de los tipos de cáncer.

En Pemex se invirtieron 250 millones de pesos para combatir males crónicos, en su mayoría pacientes con diabetes y las degeneraciones derivadas de esta afección.

El Servicio de Salud de las Fuerzas Armadas reportó que no tenía un conteo del gasto en el control y la atención de los males crónicos, debido a que la compra de fármacos e insumos médicos se realizan de forma consolidada.

Sin embargo, precisó que en 2014 designó más de 10 millones 500 mil pesos para realizar la compra de material escrito y gráfico para la difusión de información relacionada con la prevención y detección de diabetes e hipertensión.

En el caso de los sistemas estatales de salud, se aprobó un presupuesto de 589 millones 129 mil 248 pesos para la prevención y control de sobrepeso, obesidad y diabetes. De acuerdo con la página “Transparencia presupuestaria, observatorio del gasto”, hasta el segundo trimestre de este año se habían ocupado 505 millones 81 mil 306 pesos.

En 2008 los egresos hospitalarios por enfermedades no transmisibles representaron más de 43% y son las enfermedades cardiovasculares, cerebrales y la hipertensión arterial las que ocupan el primer lugar entre estos casos. Son la segunda causa de muerte dentro de la categoría de enfermedades no transmisibles.

Del total de muertes hospitalarias en el país, las provocadas por enfermedades crónico degenerativas representaron 73% en el último año.

El problema de los males crónicos no radica sólo en los altos costos de los tratamientos para controlarlos, sino en la morbilidad que los acompaña. Por ejemplo, la diabetes puede desencadenar problemas de ceguera, amputaciones y también insuficiencia renal crónica.

Para contrarrestar la tasa de mortalidad de la diabetes, que el año pasado registro 98 mil 450 muertes, el gobierno emitió una declaratoria de emergencia epidemiológica por este mal; esta es la primera vez que México alerta por una enfermedad que no es infecciosa.

Respecto a los padecimientos de riñón, el secretario de Salud, José Narro Robles, aseguró que los recursos no alcanzan porque los tratamientos son muy costosos. “Tratar a un paciente que tiene insuficiencia renal crónica cuesta entre 180 mil y 220 mil pesos al año”, dijo y agregó que muchos requieren un trasplante.

Otra dolencia crónica relacionada con los estilos de vida es la hipertensión, razón por la que en conjunto con las enfermedades cardiovasculares en 2014 terminó con la vida de 121 mil mexicanos.

En el país a partir de 2006 el cáncer de mama desplazó al cérvicouterino para ubicarse como la primera causa de muerte por cáncer en mujeres. En 2013 se reportaron 5 mil 405 fallecimientos por este mal, mientras que el de cuello uterino registró 3 mil 771 defunciones.

Por otra parte, se estima que el cáncer de próstata es la causa más frecuente de mortalidad por tumores malignos, con 16% de incidencia en el país. Cifras del Instituto Nacional de Cancerología (INCan) precisan que la tasa de mortalidad es de 13 defunciones por cada 100 mil hombres.

Diferentes instancias de salubridad han dado a conocer que gran parte de su presupuesto se designa a la prevención, control y tratamiento de estas enfermedades. Narro Robles destaca que “de no cambiar el modelo sanitario en un sentido de prevención, en un futuro no habrá presupuesto suficiente”.

Enfermedades que saturan

Carga al presupuesto

⇒ Mayor incidencia. La afección de mayor prevalencia en IMSS, ISSSTE y Pemex es la diabetes, asociada al sobrepeso y obesidad.

⇒ Enfermedades crónicas. De no virar a un modelo preventivo, en 2050 se necesitarán 350 mil millones de pesos para paliar estos males.

⇒ Gasto de IMSS se divide en cuatro. El Instituto Mexicano del Seguro Social es el organismo que más recursos invierte en diabetes, hipertensión, cáncer de mama y próstata.

⇒ Porcentaje apartado. El ISSSTE destina 20% de su gasto total a siete enfermedades crónico-degenerativas.

⇒ Diabetes predomina en Pemex.

⇒ Alrededor de 170 mil personas adscritas al sistema médico de la petrolera padece alguna enfermedad crónica, en su mayoría es diabetes.

⇒ Buscan bajar cifras. En 2016 el gobierno aprobó un programa presupuestario para prevenir y controlar sobrepeso, obesidad y diabetes con un monto de 589 millones de pesos.

COMPARTIR
Share
compartido