Se suicida ex agente policiaco en penal de San José, deja cartas póstumas

Por Armando Guerra (Extracto del Libro “El Narco llegó a Querétaro)

QUERÉTARO, QRO., 19 de diciembre de 2016.- Fue detenido en 1999 el ex agente de la extinta judicial del estado Federico Acosta Matu alias “El Matute”, quien había encabezado una peligrosa banda de asaltantes de bancos y carreteras en el estado de Guanajuato, pero desesperado porque sufría claustrofobia, a los pocos meses se suicidó cortándose la yugular con una hoja de rasurar en el interior del penal de San José El Alto, ahí, dentro de su celda, se encontraron varias cartas póstumas dirigidas a su esposa, familia, hijos y a su fiel compañero de banda delictiva, el también ex agente Manuel “El Chino” García.

“A mi querida esposa, a todos mis hijos, pido perdón por todo el daño que les hice con mi actitud, les prometí ser el mejor policía y ya ven, soy el peor delincuente, gracias bella por haberme dado tanto amor”, escribió a su cónyuge.

Federico Acosta asaltó un banco junto con el ex agente Manuel García Ibarra alias “El Chino”, con quien en la ciudad de Dolores Hidalgo se enfrentaron a la policía y lograron huir, mientras que uno de sus cómplices Carlos Rubio Mar sí fue aprehendido. Ahí en la acción, Federico mató a un lugareño armado con una escopeta, pensando que era policía, luego dentro de las investigaciones “El Chino” García se echó la culpa de aquel homicidio.

En una de las cartas póstumas dirigidas a su amigo de banda; Federico Acosta escribió: “le agradezco a mi camarada Manuel García haberse echado la culpa de aquel homicidio, desde el infierno donde voy a estar siempre le reconoceré que dio la vida por mí, pido a las autoridades de Guanajuato que no vayan a enjuiciar a quien no cometió aquel asesinato, fui yo el que lo cometí”…

Historial de Federico Acosta “Matute”

Gilberto Federico  Acosta Matu había ingresado a la extinta policía Judicial del estado en 1990. Estando como agente se atrevió a violar a una de las hermanas de su compañero policía el ahora hoy occiso Efraín Cruz Barrera quien fue asesinado en el interior del Penal de San José. (caso del que hablaremos en otra entrega)

Ya después cuando fueron despedidos de la judicial varios de sus compañeros entre ellos Manuel García y Enrique Serrano García se dedicaron a delinquir.

En  1998 Gilberto Federico Acosta junto con el ex comandante de la judicial Enrique Serrano García secuestraron a la joven Mónica Vanesa “N” a quien mantuvieron en cautiverio casi un mes, producto de aquel secuestro fue detenida toda la banda.

Entonces Federico, se había convertido en uno de los hombres más buscados por las autoridades de Querétaro. Se supo que fue capturado en Nuevo Laredo, Texas, posteriormente fue deportado a México y entregado a las autoridades judiciales de Querétaro, que de hecho fue el primer caso de colaboración que se haya dado entre Estados Unidos y nuestro estado.

Mientras que su “acople” Manuel García, sigue aún preso en el penal, esperando cumplir sentencia por secuestro, asalto a banco en Guanajuato y por haberse fugado del penal del municipio de El Oro en el estado de México.

COMPARTIR
Share
compartido