Reubicar negocios en San Juan no es nuevo, la historia lo confirma

Por Valentín Ruíz

SAN JUAN DEL RÍO, QRO., 3 de septiembre de 2016.- A pesar de ser un tema recurrente entre la población, reubicar tianguis, comercios “semifijos”, ambulantes y comerciantes de comida entre otros, a lo largo de la historia se justifica como la mejor opción tomada por los gobiernos en turno a pesar del costo político que ello genera, dado el malestar social que a la clase popular causa.

Aquí un recuento:

Hace décadas, el Jardín Independencia se veía repleto de puestos ambulantes que comercializaban sus productos alrededor del lugar, sin embargo, se convino con ellos para que se retiraran a cambio de edificar el primer mercado de la ciudad, siendo así como pudieron ser reubicados al actual mercado Reforma de la calle Hidalgo.

En 1977 durante la gestión de Gustavo Nieto Ramírez, en la calle de Allende se localizaban unos puestos de comida que los sanjuanenses llamaban “el tragadero”, negocios que igualmente fueron retirados y a pesar del descontento de la sociedad, se reubicaron unos en La Plazuela y otros en el mercado Reforma, por eso es que hoy la calle Allende se puede disfrutar caminando, porque en aquellos tiempos era impensable hacerlo a pie y menos en automóvil.

Cuando la alcaldesa Jacaranda López Salas decidió dignificar los espacios de los comerciantes que se hallan en el jardín de la familia, hubo un gran alboroto a las afueras de la presidencia municipal debido a que los comerciantes no querían se les dignificara el espacio, bajo el argumento de que las estructuras metálicas eran muy pequeñas; hoy ya nos habituamos a verlos en ese patio.

En los tiempos del edil Jorge Rivadeneyra Díaz, la reubicación del tianguis de las garzas que en aquella ocasión se encontraba en la avenida de las garzas, -de ahí el nombre-, trajo como consecuencia diversos disturbios e incluso cierre de arterias viales cuando se les reubicó, sin embargo todo quedó en movilizaciones y malestar ciudadano, pero ahora la historia registra que fue lo mejor.

Hoy que el gobierno municipal encabezado por Guillermo Vega ha tenido la valentía de retirar a los comerciantes “semifijos” que se encontraban a los alrededores de la Plaza Independencia, han podido enfrentar el problema al proponerles la reubicación con todas las facilidades que el caso amerita, para detonar la zona como un sitio de recreación y esparcimiento familiar allá por el parque Héroe de Nacozari, donde incluso el munícipe anunció importante cifra millonaria para su aplicación, con el fin de dignificar su fuente de trabajo, todo, con el respaldo de diferentes organismos de comercio y empresarial.

Es así como la historia reafirma que las reubicaciones de los comerciantes son solo un problema pasajero, pero que al paso del tiempo, estos actos valientes los mismos sanjuanenses lo han visto mejorado en su movilidad.

COMPARTIR
Share
compartido