Muere Doña Mary García, Fundadora de la Colonia Juárez en San Juan del Río

Foto: Archivo Gustavo Nieto R.

Por VOZ IMPARCIAL

SAN JUAN DEL RIO, QRO.- 29 Noviembre de 2016.- Hace unos días falleció Doña Mary García, una de las fundadoras y primeras pobladoras de la colonia Juárez,  considerado como uno de los asentamientos más populares de este municipio, motivo por el cual hoy reproducimos la entrevista que en vida ofreció al periodista Armando Guerra en la que narra parte de su vida:

La vida de Doña Mary  García mejor conocida como la madre de los hermanos “Los Manzanilla” está llena de recuerdos ,  congojas y también de sinsabores, ella esta ocasión habla de cómo se fundó la popular colonia Juárez, al igual de la explosión en 1988 de la pipa que le mató a su esposo Renato y dejó marcados para siempre a varios bomberos de la ciudad, pero lo más importante,  no rehúye tocar el “espinoso” caso de uno de sus hijos que purga condena por secuestro, homicidio y robo en el penal de San José El Alto.

Fue muy difícil convencer a Doña Mary para que conversara con nuestros  lectores, uno de los intermediarios para que se realizara esta entrevista fue Don Raymundo Oliver Santiago “El Fucky”, pero dejemos que cronológicamente la entrevista fluya tal cual:

¿Doña Mari sabemos que usted es fundadora de esta colonia o sea La Juárez?: “Bueno yo nunca doy entrevistas, espero que pongan la verdad de lo que les diga, no me vayan a publicar algo que yo no dije”, sentencia.

Es el momento cuando la entrevistada da rienda suelta a lo que considera su legitima verdad sobre la creación de la populosa colonia Juárez: “cómo no recordar aquel tiempo cuando ante la falta de vivienda de algunas gentes sin recursos como yo, decidimos un día apoderarnos por nuestra necesidad de estos terrenos que estaban ociosos” dice ufana.

Entonces interviene un tercero; “Éramos los paracaidistas Doña Mary, a lo que contesta: “efectivamente así nos llamaron, pero invadimos porque teníamos necesidad, entonces éramos y seguimos siendo gente pobre, nomás que ahora si con casita, recuerdo que en ese tiempo quienes fundamos la colonia Juárez y organizamos a la gente fuimos Don José Jiménez, Salvador Aguilar  “El Pepos” y una servidora”.

La memoria de Doña Mary aun está fresca, ya que con detalles dice que la Colonia Juárez se fundó el 20 de Mayo de 1974 a las seis de la mañana, esa ocasión ya todo mundo andaba midiendo sus lotes de 10X30, por eso sostiene que a ella le tocó el lote 1 y por el que pagó en abonos en 23 mil de los viejos pesos, a su cuñado José Álvarez Alegría quien trabajaba en el gas y que le decían El Cañas se le dio el lote No. 2 , mientras que el lote 3 se le destinó a Refugio Ávila y Antonio Saucedo se quedó con el lote 4.

“La oficina de los invasores como nos llamaban, era una lona de cuatro palos, tanto Don José Jiménez como Don Salvador Aguilar fueron grandes luchadores sociales, eran unos buenos líderes de los que hoy escasean en todo México, eran gente sencilla, humanitaria que siempre estuvieron del lado de los pobres”, señala.

Luego habla de la manera en que murió Don Salvador, uno de los fundadores de la colonia: “a pesar de que regaló muchos predios aquí, falleció en la total pobreza, dicen que murió en la cárcel por darle tierra a los más necesitados, ya ve como era antes el gobierno que encarcelaba a los que conseguían terrenos a la gente, lo acusaron injustamente de fraude, era ferrocarrilero, nunca tuvo propiedades en San Juan, solamente recuerdo que decía que tenía su casa en Tula con su hermano” dice.

Con sus  más de 70 años a cuestas, Doña Mary comienza a narrar todas las malas jugadas que le ha causado el destino y la vida, entonces rememora aquel lamentable accidente del 18 de noviembre de 1988 en que una pipa explotó en el puente del entronque que va a Toluca, fue la ocasión en que resultaron heridos y marcados para siempre con varias quemaduras en el cuerpo los entonces bomberos de la ciudad, Martin Estrella ,  Antonio  Barrón  y Víctor Hugo , luego a la semana fallecería su esposo Renato Manzanilla Morales, ello como consecuencia de aquel trágico y fatal accidente.

“Esa ocasión mi esposo que era operador de Grúas Ruiz, hacia maniobras para remolcar la pipa accidentada, mientras los bomberos echaban agua a la pipa para que no explotara, entonces vino la tragedia, los traga humos salieron disparados y resultaron quemados mi esposo y tres bomberos, el único que murió a la semana fue mi esposo Renato”, relata con gran desolación.

Lamenta con tristeza aquella tragedia en la que la empresa dueña de la pipa solamente trató con el señor Juan Ruiz quien según Doña Mary cobró en ese entonces un jugoso gasto médico y a ella solo un mísero finiquito le dio aquel empresario, es cuando suelta: “bien dicen que quien obra mal, mal le va, ahí vea nomas a Don Juan ahora está muy jodido el pobre”…

Doña Mary rememora también  cuando  trabajó durante 26 años como secretaria del agente del ministerio público en la ciudad, sobre todo cuando lo era el licenciado Enrique Pineda y tampoco le dieron nada de  indemnización, tuvo que renunciar por la dolencia de un riñón que hasta la fecha le ha traído grandes problemas de salud.

El tema de sus hijos los llamados “Manzanilla” nunca lo rehúye; como toda una buena filósofa de la vida advierte: “cada quien es el arquitecto de su propio destino, es cierto, he tenido muchos tropiezos con mis hijos, pero aun así salgo a la calle con la frente en alto porque tengo la conciencia tranquila de que yo Mary nunca he hecho algo malo a nadie”.

El reportero entre tanto cuestiona: ¿Qué siente cuando le preguntan por sus hijos? Contesta: “Me los mandan saludar, yo cada semana voy a visitarlos al penal, quiero que me hagan el favor de a través de su medio de comunicación , pido al gobierno y a las autoridades penitenciarias me permitan reubicar a mi hijo al penal de San Juan del Río, gasto y sufro mucho ir hasta Querétaro, ya estoy cansada, después de todo lo ocurrido, compréndanme, no los puedo abandonar, son mis hijos me duelen, que me entienda el gobierno, ellos están cumpliendo con su condena y pagando su culpas”.

Es cuando narra su todo un viacrucis para visitar a su hijo preso; “Mira Rafael  ya lleva años dentro del área llamado “Indio”, antes estuvo en “El Rojo”, ha vivido todos estos años en un espacio de 2 metros por 2 metros, sale solamente una hora a recibir el sol, le están dando muerte lenta,  lo tienen en un módulo de alta peligrosidad donde la visita se da con las más medidas extremas de seguridad, todo el rato nos están filmando , no hay privacidad, las familias convivimos con nuestros reos en su propia celda, por eso quiero traérmelo a San Juan del Río, Dios quiera que me escuchen las autoridades”, clama.

He aquí el sufrimiento y la desesperación de una madre de familia que con los años a cuestas sigue luchando contra la vida que la ha tratado muy mal, esa mujer luchadora que dio casa y techo a cientos de familias que hoy habitan en la popular colonia Juárez, esta mujer que perdió a su esposo pero que tuvo un alma de acero para salir adelante, que tiene a sus hijos presos pero que como buena madre tampoco los abandona ni en las buenas ni en las malas.

COMPARTIR
Share
compartido