Jesusito de La Portería, El milagro de San Juan, un reo pintó imagen y ya no se borró

Por Armando Guerra

SAN JUAN DEL RIO, QRO.- 7 AGOSTO DE 2016.-. “Jesusito de la Portería” quiso quedarse ahí pintado en la pared  para siempre como un símbolo de protección de los católicos sanjuanenses, según historiadores clérigos, el reo Evaristo Olvera que había matado a su esposa, llegó a limpiar sus culpas al convento de La Orden de San Juan de Dios, ahí pintó con carbón una imagen de Jesús, la cual jamás se pudo borrar, desde entonces la presencia de esta veneración  se le conoce como el “Gran Milagro de San Juan del Río”.

Este Cristo Milagroso, ha traspasado ya  fronteras, su historia ha sido narrada y retransmitida esta semana  a través del Programa estadounidense “Lo increíble” producido  por conocida cadena internacional de televisión.

Anualmente acuden a este templo cientos de feligreses no solo de México sino todo de todo el mundo, ahí en sus gruesas paredes se pueden apreciar infinidad de milagros como cabellos de hombres y mujeres que tienen la fe en este Jesús y que dejan una parte de sui cuerpo para que lleven la protección y el abrigo de su Jesusito de la Portería.

 La Historia

La imagen fue pintada en  1731 en la pared de la Portería del Convento de San Juan de Dios, entonces aquel portentoso hecho  fue considerado como un gran acontecimiento y  sobresaliente milagro en la entonces Villa de San Juan del Río que formaba parte de una gran comarca que incluía los extensos terrenos de los municipios que hoy conocemos como Pedro Escobedo y Tequisquiapan.

¿Leyenda o milagro”, lo cierto es que es semana se llevan a cabo las fiestas Patronales de Jesusito de la Portería, entonces llegan de municipios circunvecinos varias columnas de peregrinos devotos y fieles que profesan su fe a este cristo milagroso.

Evaristo Olvera entró prisionero a pagar sus culpas al convento por haber matado a su esposa Maria Gestrudis Real,  la cual según asesinó porque le era infiel y aunque era un hombre bueno, “un espíritu” malo entró en su cuerpo y le pidió que la matara.

En la pared del templo de Jesusito de la Portería, aun se exhiben las rusticas esposas que se utilizaron para mantener cautivo a aquel preso, ello como una muestra de tan maravilloso milagro.

En este templo estuvo de encargado de capellán otro sacerdote como lo fue el presbiterio J, Guadalupe Leal conocido como el Padre Leal quien fue el que narró la historia de este caso  para el programa “Lo increíble” que se grabó hace 20 años y que fue retransmitido por la cadena de televisión estadounidense con motivo de un año más de la aparición de esta imagen de Jesús.

COMPARTIR
Share