Jesús “Chucho” Rodríguez; una historia de autoritarismo y chantaje

Foto: Plaza de Armas

…en mi opinión!

Por Valentín Ruíz

QUERÉTARO, QRO., 7 de noviembre de 2016.- Jesús Rodríguez Hernández nació y creció políticamente a la sombra del entonces gobernador Enrique Burgos García, su trayectoria dentro del Partido Revolucionario Institucional ha sido una historia de autoritarismo y de chantaje, no obstante de tener en su haber el “non grato” récord de haber perdido ante el PAN la diputación federal del Primer Distrito por un margen de 3 a 1.

Siendo Secretario de gobierno y dirigente estatal del PRI en el mandato de Enrique Burgos, se caracterizó por su autoritarismo y represión contra los grupos sociales entre ellos los comerciantes de la Alameda Hidalgo y centro histórico, acosó y persiguió a los líderes del comercio informal como lo eran los hermanos Palomo Bueno y los Razo.

En 1991 la arrogancia y la soberbia de Jesús Rodríguez llevaron a perder al PRI varias posiciones, entre ellas algunas alcaldías como San Juan del Río en donde trató de imponer a un candidato entonces “fuereño y desconocido” para la militancia como lo fue Manuel Meza Vargas, pero aquella frase inmortalizada por Don Raúl Olvera: “que me perdone mi partido pero no lo conozco”, hizo que el tricolor perdiera por primera vez la alcaldía sanjuanense, todo ello gracias al sucio manejo político de Jesús Rodríguez.

Como secretario de gobierno intentó por varias veces frenar la candidatura de Víctor Rojas Zetina, incluso pretendió dar golpes mediáticos contra el entonces Secretario de Salud en el estado a quien le armó todo un teatro para desprestigiarlo, pero sus intentos se desvanecieron porque todo era un asunto político para sosegar al sanjuanense en sus aspiraciones políticas, entonces hoy Víctor Rojas le sigue cobrando la factura a Chucho Rodríguez.

En los últimos años se ha dedicado a chantajear a su partido el PRI, negociando posiciones para él y sus pocos seguidores, pues merced a ello, obtuvo primero una diputación federal por la vía plurinominal,  luego la titularidad jurídica de la Comisión Federal de Electricidad en donde tuvo un paso gris.

Bajo el argumento de que quiere ser candidato a gobernador, Jesús Rodríguez identificado como “el dinosáurico”, hoy sigue en el ostracismo y el anonimato para las nuevas generaciones de priístas que desconocen su negro historial y el pasado nebuloso del llamado político chantajista, del priismo queretano.

O ¿Qué opinión tiene usted de él? Esta es la mía!

COMPARTIR
Share
compartido