Férrea disputa por Secretaría de Seguridad Publica; dos grupos pelean cargo

DESDE LA TERTULIA

Por Armando Guerra

Dentro de la crisis que se vive al interior de la Secretaría de Seguridad Pública de Querétaro existen una serie de intereses político-policíacos en el que se ha desatado una lucha interna encarnizada por tener el control de esta corporación policiaca.

En esta férrea disputa,  destaca la figura -por un bando-, de  un connotado militar con una larga trayectoria dentro de las fuerzas armadas como es el General Eugenio Hidalgo Eddy, por  el otro bando, luchan por este cargo, el grupo encabezado por funcionarios como el Procurador Alejandro Echeverría Cornejo, un aliado siempre del Secretario de Seguridad Ciudadana Juan Marcos Granados Torres.

Pero vayamos a la historia; el Procurador y el secretario de Seguridad Ciudadana mantienen una añeja amistad desde cuando Juan Marcos Granados Torrees era subprocurador de Justicia en San Juan del Río y a la vez el actual Procurador Alejandro  Echeverría era jefe policiaco en la extinta Policia Investigadora Ministerial.

A estos  dos funcionarios, -con una vasta carrera dentro de la PGJ-,  les ha permitido desde hace tiempo, mantener el control de una parte de la impartición de justicia en Querétaro, pues es de sobra conocido que al menos en el área de Investigación del Delito (antes PIM) siempre se ha cerrado ese circulo, de “solo nosotros”, algo así como una regla no escrita para quienes deberán tener una titularidad en esta área.

Vieja costumbre es que  en la PGJ han obligado a que todo aquel que quiera ser jefe o director en la dependencia tenga qué cubrir un escalafón, de lo contrario vienen las presiones, de hacerte la vida pesada, pues recordemos cuando en la PIM se organizaron los policías investigadores para despedir a quienes en ese entonces no era de su agrado, de su “círculo de poder” Fabián Mascot Flores quien como ahora el General sufrió y sabe de las embestidas de ese “circulo de poder” que existe dentro de la Procuraduría de Justicia de Querétaro en donde tal parece que la consigna es; “aquí solo tenemos derechos de tener los mejores cargos en las policías de la capital  y metropolitana, los que hemos sido policías de carrera”.

Todo este tipo de intereses, tienen  al borde del precipicio al General Eugenio Hidalgo Eddy quien pretende aplicar su sistema de seguridad parecido al que se aplica o  que se pone en marcha dentro de las fuerzas armadas.

En esta disputa por el control de la seguridad pública de la capital, surge precisamente el nombre de Ángel Rangel Nieves – gente cercana y principal aliado del Procurador Alejandro Echeverría Cornejo-, púes juntos han caminado de la mano en sus carreras policiacas dentro de la Procuraduría General de Justicia.

No hay que olvidar que tanto Ángel Rangel como Alejandro Echeverría son del mismo grupo generacional de la PGJ que han escalado los cargos desde agentes, jefes de grupo, comandantes, por lo que no se descarta que  ese grupo de poder pretenda junto con Juan Marcos Granados, presionar “por debajo” del agua “tras bambalinas” para que Ángel Rangel llegue a la titularidad de la Secretaría de Seguridad Pública de Querétaro.

En todo esta disputa,  quien está más vulnerable para llevar las de perder, es el “fuereño” como lo identifican los grupos antagónicos internos al General Eugenio Hidalgo Eddy quien seguirá remando contra la corriente, ello mientras siga existiendo ese regla no escrita que tienen en la PGJ de Querétaro, donde dicen: “aquí solo figuramos y tenemos derecho de tener este tipo de cargos quienes hemos hecho carrera en Querétaro”.

Sin embargo la mejor opinión la tiene Usted amable lector, nos vemos en otra “Desde la Tertulia”

COMPARTIR
Share
compartido