Elías Emigdio, indígena guerrerense, mexicano a punto de ganar medalla JO

“Soy parte del Ejercito Mexicano, me han enseñado a sacar el carácter”

Por Armando Guerra

CIUDAD DE MEXICO.-14 Agosto de 2016.-  Elías Emigdio es un joven de origen humilde, desde los 11 años le gustaron los “golpes” y los puños, de origen indígena, su padre fue su mejor maestro en el boxeo, nació en Zitlala en la zona centro del estado de Guerrero, una comunidad de tan solo 25 mil habitantes. “Soy orgullosamente indígena”, dijo en entrevista para la cadena deportiva internacional ESPN.

Luego emigró a los cinco años  con su familia al Estado de México, en donde se inscribió en un pequeño gimnasio, ahí  en forma amateur mostró sus grandes  dotes de buen  boxeador, al grado tal de que fue seleccionado para representar a México en los Juegos Olímpicos de Rio.

 “Soy parte del Ejército Mexicano” indicó el boxeador al llegar a Brasil, ahí me han enseñado a sacar el carácter y el patriotismo mexicano, aunque no pertenezco a las fuerzas armadas” señaló al decir que la SEDENA fue la única institución en México que lo apoyó económicamente para llegar a los Juegos Olímpicos.

Este sencillo boxeador nacido en una de las  zonas  más abandonadas y alejadas del estado  de Guerrero, está a punto de ser el único mexicano en ganar medalla en Los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro.

“Seguramente mi madre está trabajando allá en México, eso no se lo voy a perdonar si no vio mi pelea, pero a ella y a mi padre querido les dedico mi peleas de los Juegos Olímpicos”, dijo entre lágrimas y bañado en llanto cortándosele las palabras.

Emigdio bajó del ring llorando, sacó la casta y el orgullo mexicano, al imponerse  por decisión unánime en la categoría de peso mosca (52 kg.) al boxeador Amar Kharkhuu, de Mongolia, a quien incluso mandó a la lona en el segundo round con un gancho al hígado.

Este boxeador que es ejemplo para toda la delegación mexicana en Juegos Olímpicos, salió a pelear con un uniforme “parchado” todo por la falta de apoyo de las autoridades deportivas de su país, pero aun así, antes de la pelea posteó por twitter: “ con algunos parchecitos por ahí, pero con trabajo y esfuerzo todo saldrá bien”.

Emigdio junto con el pugilista compañero Misael Rodríguez son los únicos dos mexicanos boxeadores que están a punto de ganar una medalla en Juegos Olímpicos.

Es así como Emigdio ese humilde y sencillo deportista está sacando del atolladero al deporte mexicano que no ha obtenido ninguna medalla olímpica en Río, pues él es la única esperanza y el orgullo que le queda a México.

COMPARTIR
Share
compartido