Crisis educativa en Querétaro; docentes Toman COBAQ, Rector y gobernador se confrontan

Por Armando Guerra

QUERÉTARO, 18 de marzo de 2016.- La falta de capacidad para negociar, la inexperiencia para desarticular conflictos sociales y el cierre para el diálogo y el acuerdo, son los principales causas que originaron una grave crisis educativa en Querétaro, pues por un lado el gobierno estatal “aplicó su mano dura” contra los maestros del COBAQ que se negaron a presentar su examen de Evaluación Educativa y por el otro lado, las tensas negociaciones, la huelga de la Universidad Autónoma de Querétaro en donde la cerrazón de ambas partes involucradas, tienen hoy en vilo a nuestro estado en materia de estabilidad social y laboral.

Es evidente la falta de capacidad política de cada uno de los miembros del gabinete de Francisco Domínguez Servien, de quien sus funcionarios están pagando caro su novatez para solucionar conflictos a través del diálogo y el acuerdo.

La falta de sensibilidad política en el problema de los docentes del COBAQ, a quienes sin decirles agua va, les llegó la “guillotina” sin medir los alcances que podría tener el no otorgarles sus cheques de nómina a los maestros que se negaron a presentar examen de igualación, es otro de los conflictos que se desataron hoy.

En el tema de la UAQ, se sabe que mientas una parte de la comunidad estudiantil está a favor de salir a las calles a manifestarse, la otra cree que el mejor canal de comunicación es por medio del dialogo.

Tanto el gobernador Francisco Domínguez como el rector de la UAQ Gilberto Herrera Ruíz ya se enfrascaron en una serie de dimes y diretes, desencuentro que en nada abona a la estabilidad y gobernabilidad en Querétaro, pues mientras uno a manifestarse y  protestar por injerencia a la autonomía universitaria, el otro llama a evitar salir a las calles para demandar solución al conflicto de la huelga en la UAQ.

No hay que olvidar que desde la Secretaria de gobierno del estado se tratará de “desarticular” las acciones para que los estudiantes no salgan a las calles, pues se sabe que el secretario de gobierno Juan Martin Granados Torres al menos tiene injerencia dentro de la facultad de Derecho donde es catedrático así como muchos otros docentes que alternan su cátedra en la Universidad con un cargo dentro del gobierno estatal.

Tal parece que no hay voluntad política, ¿o será falta de capacidad? Para dar solución a dos conflictos que hoy tienen en vilo y en crisis a la Educación en el estado de Queretaro.

COMPARTIR
Share
compartido