Supera pobreza cifras oficiales en Comunidades de Zacatecas

Por Saúl Ortega

JIMÉNEZ DEL TEUL, ZAC., 21 de mayo de 2018.- Jiménez del Teul tiene 56 comunidades, sólo la mitad están habitadas; el resto son pueblos fantasmas porque fueron abandonados ante la falta de oportunidades.

Iván Fernández Téllez, auxiliar del Departamento de Obras Públicas del ayuntamiento, puntualizó que las comunidades como Palos Colorados, La Cieneguita o Tepetatita, que se encuentran muy alejadas de la cabecera municipal, son de las más pobres del estado.

El acceso a las comunidades es tortuoso, están enclavadas en la sierra y el camino de terracería está en pésimas condiciones, lo que hace sumamente difícil los traslados.

De acuerdo a varios testimonios recabados en la cabecera municipal, para llegar a Los Palos Colorados se requieren de al menos tres horas para recorrer una distancia de 50 kilómetros de terracería en una camioneta tipo pick up, cualquier otro automóvil no tendría las condiciones para realizar el viaje.

El funcionario municipal reconoció que la pipa que surte de agua cada seis meses a esta comunidad, hace entre cinco y siete horas y siempre regresa con las llantas desgajadas, por los filosos peñascos del camino.

Explicó que las personas de estas comunidades, a las que señaló como sureñas, sobreviven gracias a que “elaboran algunas artesanías, viven de sus animales, elaboran quesos y otros productos que traen a la cabecera a vender”.
Al cuestionarle: ¿Qué gobernador ha visitado estas comunidades?, Iván aseveró que no tenía memoria de la visita de algún mandatario estatal.
La presidente municipal de esta demarcación es Victoriana Espinoza Sánchez, quien ganó la elección de 2016 bajo las siglas del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Es una de las alcaldesas que tienen a su cargo 16 municipios en la entidad.
De acuerdo con varios testimonios, Victoriana es la segunda alcaldesa que gobierna en Jiménez del Teúl (la primera, Margarita Duarte Veloz). Se refieren a ella como ausente, nunca la ven y rara vez se encuentra en la presidencia municipal.

Sedesol
Por su parte, Otilio Rivera Herrera, titular de la Secretaría de Desarrollo Social del estado informó que Zacatecas ocupa el lugar número 22 de pobreza en el país, aunque la calificación que existe es de un 49 por ciento, es decir 780 mil zacatecanos se encuentran en pobreza.

Mientras que en el caso de pobreza extrema se registran un total de 76 mil ciudadanos en esa condición. Con base en cifras del Coneval, la entidad tiene 22 municipios considerados como los más pobres, encabeza la lista Jiménez del Teul, además de General Pánfilo Natera, El Salvador, Mazapil, Melchor Ocampo, entre otros.

Refirió que Jiménez del Teul tiene 4 mil 275 habitantes y los principales rezagos que sufren por la situación de pobreza son: el educativo, mil 115 personas no tienen educación básica terminada y/o jóvenes de 6 a 14 años que no asisten a la escuela.

En el tema de salud hay 964 personas que no tienen acceso o afiliación a alguna institución de servicios médicos.

En cuanto al acceso de servicios básicos, el secretario especificó que hay mil 637 personas que no cuentan con agua entubada, drenaje ni energía eléctrica, así como que el combustible que utilizan para cocinar es la leña o el carbón.

Al respecto, “la Sedesol aplica una serie de programas que se focalizan en polígonos de alta prioridad y de rezago social para las personas que registran más de dos carencias”.

Ante la imposibilidad de proveer de los servicios como energía eléctrica, agua entubada y drenaje por los altos costos que implica, además de la inaccesibilidad de algunas comunidades, el titular de esta dependencia explicó que ya se trabaja en tecnologías alternativas.

Se instalaron baños ecológicos en sustitución del drenaje, celdas fotovoltaicas en vez de luz eléctrica y se dieron cisternas para almacenar grandes cantidades de agua, misma que les provee el Municipio a través de una pipa.

Jiménez del Teul es uno de los 22 municipios están en situación de pobreza, aunque el gobernador, Alejandro Tello Cristerna, “ha brindado algunos apoyos, no ha acudido a ninguna de estas comunidades donde la gente literalmente sobrevive”.

Por tanto, no ha constatado con propios ojos la realidad de la pobreza en la entidad, una realidad que supera a las cifras.