Valparaíso Zac, en quiebra

Por Silvia Alvarado

VALPARAÍSO, ZAC., 1O de mayo de 2018.-  El municipio está ahogado en deudas, por lo que será declarado inoperable y en quiebra, ya que no tiene recursos para el pago de nómina de los trabajadores, al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), proveedores, laudos laborales y obras de infraestructura social básica.

Los desfalcos al arca municipal fueron detectados cuando el presidente municipal con licencia, Gerardo Cabral González, y el presidente interino, cuando ocupaba la secretaría, Mario Carrillo Castañeda, iniciaron un diagnóstico de la operación de cada dependencia municipal el 26 de marzo para presentarlo a la Auditoría Superior del Estado (ASE), que son las pruebas requeridas para subsanar el atraso de documentación que se tiene de la cuenta pública 2017.

En el Departamento de Desarrollo Económico y Social fue detectada una grave falta de pruebas documentales, ya que no hay registro de contratos de obra y existe omisión de firmas; la información nunca fue subida al sistema.

“Se tienen problemas con la ASE por auditorías pasadas, en Desarrollo Económico y Social hay atraso con algunos expedientes que tenemos que subsanar a muy corto plazo”, reconoció Carrillo Castañeda. En el resto de los departamentos se continúa operando con normalidad.

Ante la situación, mencionó que “rogará”, de ser posible, a la Sefin, para que por lo pronto no les hagan descuentos, “ya que el municipio entraría en quiebra […] o un convenio en materia de participaciones porque el municipio quedaría inoperable […]”.

Asimismo, se informó que en auditorías realizadas a la administración pasada, encabezada por el presidente municipal, Eleuterio Ramos Leal, se detectaron observaciones que rebasan los 77 millones de pesos.

“Son malos manejos de recurso que tiene que solventar la actual administración. Ejemplo de ello es el adeudo por más de 10 millones de pesos que aún se tiene con proveedores, sobre a todo a tiendas de vinos y licores, un millón de pesos al impuesto de la nómina y dos millones de pesos al IMSS.

Aunque esta última cifra se redujo de manera considerable, ya que durante seis años no se hizo ni un sólo pago a la institución y generó un adeudo que rebasaba los seis millones de pesos.

Se sigue pagando a proveedores y el adeudo que se tenía con el seguro social, a quien no se le pagó en seis años, lo que ha sido un reto pagar en dos años, sobre todo los pasivos […] se tiene adeudado en tiendas hasta por consumo de alcohol”.

Mencionó que muchos de los alcaldes prefieren no pagar el seguro social y dejar adeudos millonarios a las próximas administraciones.

“Esperemos y con la nueva ley de disciplina financiera las cosas cambien […] los trabajadores desconocían que se había dejado de pagar […] hay diálogo con ellos para evitar que se queden sin atención medica”.

Finalmente, pidió a las autoridades fiscalizadoras y municipales del estado tomar en cuenta a quienes se están desempeñando como suplentes al interior de las 58 presidencias municipales, ya que “si un suplente entra y no tiene idea de cómo será la administración pública será un problema”.

Con información de ntr.