Puente deja tres menores sin vida en Puebla

Por Victor Hernandez.

Puebla, Pue. 20 de marzo de 2018.- En el Hospital del Niño Poblano se reportó el fallecimiento de una adolescente de 15 años de edad, quien ingresó el 19 de febrero. Casi un mes la menor estuvo internada y sometida a tratamiento por un severo cuadro de intoxicación.

Beatriz M fue identificada por su padre, quien explicó que ese día, a las 18:30 horas, llegó la menor a su domicilio. Más tarde entró a su habitación a decirle a su madre que se sentía mal después de haber comido un chocolate.

De inmediato la llevaron a un consultorio particular, donde se dieron cuenta de que lo que en realidad había ingerido Beatriz era fungicida para rosas (Monitor 600), por ello al día siguiente, a primera hora, fue trasladada al hospital referido.

Se inició la carpeta de investigación 4101/2018/ZC, aunque hasta el momento se dice que fue una muerte accidental, las autoridades indagan si se trató de un suicidio.

En el mismo hospital, sólo que horas después, falleció Dayana S, de 6 años, luego de haberse golpeado la cabeza al sufrir una caída.

La menor tuvo el accidente el 23 de febrero del año en curso, cuando la hoy finada fue llevada a consulta al centro del pueblo donde radicaba su familia, pero mientras esperaba turno Dayana empezó a jugar y se subió a una jardinera.

Tras perder el equilibrio, la menor cayó al suelo y se golpeó la cabeza. Primero fue llevada al Hospital General de Zacatlán, pero debido a la gravedad de sus lesiones, se ordenó su traslado al del Niño Poblano.

Se inició la carpeta 4037/2018/ZC en la que quedó asentado que la menor murió a consecuencia de traumatismo craneoencefálico severo.

Por último, la noche del domingo en la colonia Los Ángeles, en el municipio de Juan C Bonilla, se reportó la muerte de Isaac M, de apenas año 4 meses de edad, luego de que metiera la cabeza dentro de un recipiente con agua.

Toda la familia asistió a una fiesta que se llevó a cabo en la calle Insurgentes de la colonia referida, pero entrada la noche su padre se levantó de su lugar para ir al baño y dejó jugando al niño.

Cuando regresó a buscarlo el menor estaba en un cuarto, inconsciente, pues metió la cabeza en una olla con agua. Para cuando llegaron los paramédicos el niño ya había muerto, según lo asentado en la carpeta 4134/2018/ZC.