Habla sobreviviente de la masacre del “Chacal de Lomas”, quien mató a 7

“Viví momentos cruciales cuando me amagó el multi asesino de Querétaro” rememora taxista 

Por Armando Guerra y Valentín Ruiz

SAN JUAN DEL RIO, QRO.- 23 Agosto de 2016.- Arturo Guzmán Estrella conversó y conoció de cerca a Rogelio Álvarez Escobar  llamado “El Chacal de Lomas”; considerado en la historia de la criminalidad como el multihomicida de Querétaro que  mató 7 personas, “yo estuve a punto de ser asesinado por este criminal, gracias a Dios sigo vivo para seguir contando esta cruel historia a mi familia, no se me olvida  la manera en que este asesino me privó de la libertad, me encajueló, sin saber yo que ya había  matado a su familia en Querétaro”, dice el entrevistado al cumplirse  16 años de aquella masacre y tragedia familiar.

A tanto tiempo de distancia, el taxista sanjuanense que estuvo a punto de ser cruelmente asesinado por el también conocido como  “Bobby siete muertes”, rompe el silencio y decide hablar para VOZIMPARCIAL.COM  de la manera en que convivió de cerca con este criminal,- aunque por algunos minutos-, los cuales  fueron los más aterradores y terroríficos de toda su vida.

La Historia

Una tarde del mes de junio del 2000, el ex policía Rogelio Álvarez en un ataque de celos mató a balazos  a 5 miembros de su familia entre ellos a su hermano Raúl quien le confesó que sostenía relaciones sexuales con su esposa, luego se dirigió a asesinar a algunos  de su familia quienes sabían de esta infidelidad; a su esposa, a su suegra,  a su suegro y a su cuñado, después mató a un abogado a quien despojó de su vehículo para huir del lugar de la masacre, finalmente en el interior del penal ejecutó a un compañero reo.

Fueron siete  las muertes por las que  “El Chacal de Lomas” cumple una condena acumulatoria de 378  años y dos meses de prisión, considerada la pena más grande en la historia  de las penalidades del Tribunal Superior de Justicia.

Un taxista el sobreviviente de la masacre

En su huida por haber matado a cinco de sus familiares, Rogelio Álvarez despojó de su auto a un abogado quien se resistió y lo mató, emprendió la fuga hacia la autopista México-Querétaro, pero en el trayecto se le descompuso el auto y pidió raid hasta San Juan del Río.

“Eran como las dos de la mañana, estaba yo haciendo sitio en el puente de la autopista, ahí en lo que conocemos base “La virgencita”, se me acerca un joven quien me pide un viaje a la ciudad de Querétaro, tratamos el viaje en 350 pesos, se sube, pero a casi cien metros de recorrido le dije que primero tenían que pagarme, es cuando me saca la pistola y me dice que no la hiciera de pedo que era  un asalto”.

Para ese momento El Chacal de Lomas ya había asesinado a “sangre fría” a seis personas, por eso es que el taxista Arturo Guzmán recuerda al multihomicida como un hombre joven, delgado, sereno, callado, pero decidido a todo, “se pasa al asiento de atrás de mi taxi y me pone la pistola en la cien, me obliga a seguir conduciendo hasta el puente de La Estancia”.

“En el trayecto cuando me trae amagado, le suplico que me deje vivir porque yo tengo familia, entonces me contestó y me dijo; “no te preocupes tu vida no me interesa, me interesa la  vida de otros cabrones”. En la zona de El  Parián , ahí se bajó el asesino  y encajueló al taxista, intenta poner en marcha el auto, pero no puede, entonces con palabras  altisonantes se dirige al chofer azotando la cajuela: “dime cómo se enciende el auto,  en esos momentos pensé que me iba a quemar, pues quiso abrir el tanque de la gasolina, fueron los momentos más angustiantes que jamás olvidaré”,  recuerda el entrevistado.

El multi asesino conduce el taxi hacia la autopista, pero antes de tomar la carretera, el chofer que venía encajuelado, aprovecha que la unidad se para en un tope y sale huyendo y todo golpeado descansa sobre unas milpas.

Luego El Chacal de Lomas fue detenido en el taxi cuando huía rumbo a la ciudad de San Luis Potosí, de ahí que  el taxista sanjuanense fue llamado a declarar en torno a la manera en que fue despojado de su unidad.

Es así como Arturo Guzmán con más de 18 años de taxista rememora uno de los sucesos de la nota roja  y uno de los  episodios más crueles, impactantes y espeluznantes  que se hayan registrado en la historia de la criminalidad en Querétaro.

 

COMPARTIR
Share
compartido